lunes, 29 de abril de 2013

Apps para móviles: Creando nuestra propia aplicación


Actualmente, se está experimentando un aumento del uso del teléfono móvil debido a las nuevas características que incorporan y que en muchos aspectos pueden llegar a sustituir, junto con las herramientas de la nube, a las cámaras tradicionales o al propio ordenador. Entre esas características podemos citar la incorporación de un sistema operativo específico (Android o Blakberry), de cámaras de vídeo y fotografía de alta resolución, de acceso a Internet o de la posibilidad de instalar diferentes programas, llamados aplicaciones, comúnmente conocidas como apps. 

La web 2.0 nos ofrece la posibilidad de crear nuestras propias Apps para móviles en tan sólo unos pasos, sin la necesidad de ser programadores informáticos, aunque si optamos por introducirnos en el mundo del lenguaje de programación, también podemos encontrar la herramienta adecuada. Además, esta segunda opción es mucho más apasionante, ya que el diseño y funcionamiento de cualquier elemento de la aplicación dependerá únicamente de nosotros, por lo que no deja de ser una opción interesante.

En este sentido, pueden crearse multitud de aplicaciones para cualquier ámbito de la sociedad, desde aquellas destinadas a conocer el tiempo o los monumentos históricos de una zona a otras destinadas al ocio, como los juegos. Pero donde más desarrollo están teniendo es en la publicidad y en los negocios, ya que permiten a las empresas tener un contacto más directo con sus potenciales clientes, complementando al contacto mantenido por otras vías y las redes sociales, al poder crear aplicaciones específicas con los productos más destacados además de incluir herramientas de acceso a la web corporativa o de contacto, entre otras.

En nuestro caso, hemos creado una aplicación a través de la página MekeMeDroid y la misma tendrá como misión facilitar al usuario un acceso más rápido a la información de nuestro blog. Así, podrá conocer de una forma rápida las últimas publicaciones mediante la sindicación de medios que ofrece el servicio RSS, establecer un contacto con nosotros mediante el correo electrónico o incluso hacernos un seguimiento en Twitter. Esta actividad ha resultado ser muy interesante toda vez que nos ha permitido no solo conocer un poco más el concepto de las apps móviles sino también adentrarnos en los elementos que componen la misma y que en la mayoría de los casos escapa a la vista del usuario. Si estás interesado en descargarte nuestra aplicación, aquí te dejamos el enlace para que empieces a disfrutar de ella. Accede desde tu móvil a través del código QR, el cual te redireccionará a la zona de descarga:


Otra de las herramientas que nos acompañará en nuestra labor de creación y que igualmente nos ayudará a comprobar el estado de nuestra App, es el emulador del SO Android, mediante el cual podremos simular el comportamiento de la aplicación como si de un teléfono móvil se tratara, de esta forma podremos mejorar aquellos aspectos que consideremos oportunos y solucionar posibles errores. Aquí adjuntamos una captura de pantalla de esta herramienta con nuestra aplicación corriendo, muy útil si no dispones de un teléfono de última generación. 




De entre las aplicaciones móviles que han invadido el mercado, la que está teniendo un gran auge en estos momentos y que ha ocasionado una gran controversia debido a su gratuidad es Whatsapp, la cual permite a los usuarios aprovechar el ancho de banda de Internet, ya se mediante la contratación del servicio o por alguna red gratuita de WiFi para comunicarse con sus contactos, se convierte así en una alternativa de comunicación e interrelación entre usuarios que pone en jaque a la telefonía móvil tradicional.

Con todas estas estimulaciones tecnológicas no es extraño afirmar que la tecnología móvil ha invadido nuestras vidas, teniendo un mayor impacto sobre los más jóvenes, quienes estadísticamente hacen un mayor uso de la misma. Pero pese a todas las ventajas que ello puede suponer, encontramos algunos inconvenientes que pueden afectar al comportamiento sociológico de este segmento de la población, ya que el uso continuado del teléfono móvil puede convertirse en casos extremos en una obsesión, hasta el punto de que puede suponer un aislamiento social del individuo que encuentra en esta tecnología su mayor exponente de motivación, dejando a un lado el contacto personal. Ya se ha convertido en habitual ver a los jóvenes por la calle mirando únicamente el móvil y ajenos al entorno que les rodea. Aunque más graves son aún los recientes escándalos surgidos a raíz de la mala utilización que realizan algunos jóvenes de estas aplicaciones, mediante el envío y difusión viral de imágenes que atentan contra la intimidad de los mismos, desconociendo en muchos casos la repercusión negativa que ello conlleva. Por tanto, se hace necesario que desde el ámbito familiar y más aún desde el académico se refuerce la “concienciación tecnológica” con el fin de educar a los jóvenes en el uso responsable de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ya que en el punto de desarrollo en el que nos encontramos las mismas se han convertido en un elemento de vital importancia para el ser humano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario